bájate el explorer 6 de la pàgina www.microsoft.com

 

 Actualizado con fecha: 08/06/2014 22:33:01

agregar a favoritos

enlaces   todo elo debates
comunidad chat teoría  
 

Web oficial

Partidas primera semifinal

Partidas segunda semifinal

Partidas Final

 

Vallejo busca el nirvana contra Yifán Hou

Salgado y Yi Wei jugarán la otra semifinal

LEONTXO GARCÍA (JEFE DE PRENSA). León

Paco Vallejo tiene una clara etiqueta de favorito en el XXVII Magistral Ciudad de León. Pero los matices son tan poderosos que casi la difuminan: los chinos Yifán Hou (campeona del mundo) y Yi Wei (el gran maestro más joven del mundo), y el actual campeón de España e Iberoamérica, Iván Salgado, acreditan categoría y trayectoria suficientes para quebrar el pronóstico. Las semifinales serán Vallejo-Yifán Hou (viernes) y Yi Wei-Salgado (sábado).

    “He llegado a un punto de cierto equilibrio mental y espiritual en los torneos. Las derrotas ya no me influyen tanto; soy capaz de sentirme bien después de una partida con independencia del resultado”, ha explicado Vallejo durante la conferencia de prensa inaugural, después de que el árbitro, Joaquín Espejo, realizase el sorteo de días de juego y colores. Vallejo, de 31 años, excampeón del mundo sub 18, miembro permanente de la élite desde 2002, está influido por la filosofía oriental desde que leyó un libro sobre el taoísmo, hace años, y parece que se va acercando a una especie de nirvana deportivo, de liberación del sufrimiento que casi siempre provoca la alta competición.

    Sin embargo, todo ello no impide que el gran maestro menorquín siga siendo competitivo y luchador. Pero también realista: “Si nos fijamos en los puntos Elo, soy el favorito. Pero también es un hecho que Yifán Hou me ganó la única vez que nos hemos enfrentado hasta ahora. De modo que el valor de los pronósticos siempre es relativo”, añadió.

    Yifán Hou, uno de los mayores prodigios que ha dado el ajedrez en más de 1.500 años de historia, es ya una estrella consolidada (bicampeona del mundo), a pesar de que sólo tiene 20 años. En febrero de 2012, tras lograr en el torneo de Gibraltar el mejor resultado de una mujer en la historia, la gran maestra china dejó claro que su vida no es sólo ajedrez. Y lo ha demostrado: “Unos meses después empecé a estudiar Relaciones Internacionales en la Universidad de Pekín. Estoy en el segundo curso, muy contenta, porque me sirve para equilibrar mi vida y mi visión del mundo”, explicó. Los periodistas intentaron que les dejara algún titular contundente sobre la situación política mundial, pero ella se escabulló hábilmente: “De momento lo que más estudio son conceptos generales, como la influencia de la Historia o la Economía en las Relaciones Internacionales, pero no analizamos, por ejemplo, el actual conflicto entre Rusia y Ucrania”.

    Yi Wei, con 15 años recién cumplidos, también se perfila como uno de los grandes portentos de la historia del ajedrez. Y no sólo por los impresionantes resultados ya logrados –en la lista de sus víctimas más ilustres ya hay grandes maestros de élite, como Vachier-Lagrave, Shírov o Nepomniachi-, sino por su carácter, frío como un témpano, incluso cuando tiene enfrente a una nube de fotógrafos y camarófrafos. También dejó claro que su vida no es sólo ajedrez: “Me gusta leer libros de historia, sobre todo de algunas dinastías chinas. Y practico el baloncesto y el tenis de mesa, para equilibrar el deporte físico con el mental”.

    A los 23 años, que cumplió la semana pasada, Iván Salgado está en un periodo de entrenamiento muy intenso, que realiza en Sofía (Bulgaria), donde ha emigrado para trabajar con su amigo y colega Iván Cheparínov. “Dedico entre cuatro o cinco horas diarias al entrenamiento técnico; a veces puede llegar hasta ocho si se trata sólo de ver partidas pero, si el trabajo consiste en calcular, es poco menos que imposible pasar de cinco. Y a ello añado un par de horas más de preparación física casi todos los días”, ha explicado durante una clase magistral a 17 jóvenes promesas de la provincia de León. Contestando a sus preguntas, el gran maestro gallego ha subrayado su admiración por Rafa Nadal: “Siempre lucha hasta el límite, incluso cuando no está en forma y sufre alguna lesión. Como él, yo me he dado cuenta de que lo realmente importante no es ganar o perder, sino tener la convicción de que has hecho cuanto has podido por ganar”.

Más información: www.elajedrezdelfuturo.com

Vallejo, finalista tras doblegar a Yifán Hou

El español explotó el punto débil de la campeona del mundo y ganó por la mínima (2,5-1,5)

LEONTXO GARCÍA (JEFE DE PRENSA). León

Lograr que el rival se sienta incómodo es un primer paso hacia la victoria. Con ese lema, Paco Vallejo derrotó por 2,5-1,5 a la bicampeona del mundo Yifán Hou, de 20 años, y disputará el domingo la final del XXVII Magistral Ciudad de León con el vencedor de la semifinal del sábado entre Iván Salgado, actual campeón de España e Iberoamérica, y el portentoso chino Yi Wei, de 15 años recién cumplidos.

    “Yifán Hou es muy peligrosa cuando tiene la iniciativa, sobre todo en una posición de ataque. De hecho, me ganó en la única partida que habíamos disputado hasta hoy, cuando ella tenía 15 años. Su talento es realmente enorme, y por tanto era esencial prepararme bien para el duelo”, explicó Vallejo, excampeón del mundo sub 18 y vencedor del Magistral en 2012, poco antes del duelo.

    Y acertó. Al igual que Vladímir Krámnik logró destronar en 2000 a Gari Kaspárov con el llamado “Muro de Berlín” (la variante más sólida de la Apertura Española) porque secó así la creatividad del campeón del mundo, Vallejo consiguió que la asombrosa china –cuyo resultado en el torneo de Gibraltar de 2012 es el mejor de una mujer en la historia- se sintiera a disgusto en el primer asalto de los cuatro previstos. Sin embargo, la partida no tuvo mucha historia desde el punto de vista técnico, y terminó en tablas.

    Pero el menorquín aprovechó muy bien –insistiendo en conducir la lucha a posiciones poco dinámicas para su rival- la ventaja de las piezas blancas en la segunda partida, provocó un error táctico de Hou y lo explotó con precisión. Unos minutos después parecía que la campeona del mundo no se había recuperado anímicamente de la derrota, porque su posición era claramente inferior en la tercera. Pero cuando todo indicaba que Vallejo iba a dejar el duelo visto para sentencia, no supo administrar la presión del reloj y erró. Con una serie de golpes exactos, la china equilibró el marcador.

    El momento era psicológicamente muy delicado para Vallejo, porque apenas disponía de diez minutos de descanso antes del cuarto asalto. Estudioso de la filosofía taoísta, el menorquín de mentalizó de que habría sufrido un accidente, y que lo único importante era la próxima partida, que además le permitió un bello, y novedoso, sacrificio de caballo en plena apertura a cambio de un ataque largo y fuerte. Era muy difícil aguantar la presión a un ritmo rápido (20 minutos por jugador más diez segundos adicionales tras cada movimiento), y Hou sucumbió pronto.

    Pero la campeona del mundo aún iba a demostrar otra de sus grandes virtudes: fue a la conferencia de prensa, ante el público, con una sonrisa permanente: “Mi juego con blancas ha sido aceptable, pero horrible con negras. Así es imposible ganar un duelo contra un rival tan fuerte”. Y se despidió con elogios a España: “Este es mi tercer viaje, y mi impresión de los anteriores se ha acentuado. Todo está muy limpio, los paisajes son preciosos y la gente es muy amable”.

El impasible Yi Wei tumba a Salgado

LEONTXO GARCÍA (JEFE DE PRENSA). León

Tiene sólo 15 años, dedica ocho horas diarias a su entrenamiento y se perfila como futuro candidato al título mundial. El chino Yi Wei exhibió la paciencia de un veterano y una frialdad extrema para doblegar a Iván Salgado, actual campeón de España e Iberoamérica, por 2,5-1,5 en la segunda semifinal del XXVII Magistral Ciudad de León. La final le enfrentará (domingo, desde las 16.30) a Paco Vallejo, quien eliminó el viernes a la campeona del mundo, Yifán Hou.

    ¿Se pone Yi Wei nervioso alguna vez? Quienes han convivido con él estos días en León y los espectadores del torneo en el Auditorio coincidían en esa pregunta. Y el portentoso gran maestro respondió sin dudar: “Sí, hoy he estado nervioso en la primera partida. Luego ya me sentía más seguro”. Aparte de su temperamento frío, esa seguridad debe de estar conectada con su riguroso y exigente entrenamiento cotidiano. Sorprendidos al saber que dedica ocho horas a él, los periodistas le pidieron que aclarase si se refería sólo a la preparación técnica o también incluía la psicológica y la física en esas ocho horas. Y Yi Wei recalcó: “No, son ocho horas sobre el tablero. Además, juego al baloncesto y al tenis de mesa, y sigo un programa especial para mi educación académica, concentrada en dos días a la semana”.

    El primer asalto parecía ir bien para los intereses del campeón de España, quien logró una posición equilibrada y sólida con las piezas negras. Sin embargo, Yi Wei, a pesar de su estilo con clara tendencia a la agresividad, supo mantener la tensión, evitar las complicaciones oscuras, lograr una ventaja mínima y explotarla en el momento justo. El mismísimo Anatoli Kárpov de sus mejores tiempos podría haber firmado su victoria.

    El autocontrol fue también la tónica de la segunda partida, en la que el chino eligió una variante muy pragmática –con ventaja en el marcador- que incluía un cambio de damas muy tempranero. Pero hete aquí que Salgado había preparado concienzudamente esa línea por la mañana en el hotel junto a su entrenador, Jesús de la Villa. Esa fresca sabiduría se tradujo en un peón limpio de ventaja para el gran maestro gallego, pero su rival se las arregló para que sólo quedaran alfiles de distinto color, y no tuvo que sufrir mucho para arrancar otro medio punto.

    El campeón español tenía la ventaja de las blancas en el asalto decisivo, pero entonces se encontró con una preparación casera de su rival, quien se metió en una línea muy aguda desde el séptimo movimiento. Salgado volvió a ganar un peón, pero a cambio de ceder la iniciativa a Yi Wei, quien no la soltó en ningún momento. En vista de que la lucha se encaminaba a una final tablífero que suponía su eliminación del torneo, Salgado arriesgó mucho y quedó en una posición perdedora, lo que el chino aprovechó para ofrecer tablas y asegurarse un sitio en el Auditorio para la final del domingo.

    Con 23 años recién cumplidos, Salgado ya es uno de los jugadores españoles más brillantes de los nacidos en el siglo XX; y además es muy trabajador, más que la mayoría de los grandes maestros. Pero Yi Wei está en un escalón superior. Cuando el gallego escuchó cómo el chino explicaba lo de las ocho horas de entrenamiento, admitió: “Siempre hay alguien que trabaja más que tú”.

Yi Wei conquista León a dos jugadas por segundo

El prodigio chino, de 15 años, tumba a Vallejo en el desempate de la final

LEONTXO GARCÍA (JEFE DE PRENSA). León

Todo indica que Yi Wei será una gran estrella del ajedrez en pocos años. A los 15, el gran maestro más joven del mundo ha confirmado en León que su meteórica trayectoria desde niño le catapulta a lo más alto. Paco Vallejo jugó muy bien en cinco de las seis partidas de la final (cuatro semirrápidas y dos rápidas de desempate), que terminaron en tablas. Y Yi Wei explotó de manera implacable un error del menorquín en la sexta, a dos jugadas por segundo.

    Además, el campeón de la 27ª edición fue modesto: “La clave de mi victoria ha sido la suerte. Vallejo ha tenido posiciones muy ventajosas y, por fortuna para mí, no las ha rematado, sobre todo en la tercera partida y en la primera del desempate, donde me he visto muy cerca de perder”, reconoció Yi Wei.

    Vallejo, con un hilo de voz por la infección de garganta que sufre desde la noche del viernes, respondió a la deportividad del campeón, y supo perder: “Estoy contento de cómo he jugado en general y, por supuesto soy consciente de que podía haber rematado en al menos un par de ocasiones. Pero no es menos cierto que mi rival ha jugado muy bien para aprovechar su ventaja en la sexta, con golpes muy precisos, y muy meritorios cuando te queda sólo un minuto en el reloj”.

    Fue una tarde inolvidable, de enorme emoción y muy alta calidad de juego si se tiene en cuenta el ritmo acelerado. Desde que el alcalde, Emilio Gutiérrez, hizo el saque de honor hasta que el árbitro, Joaquín Espejo, proclamó vencedor a Yi Wei, los espectadores no tuvieron ocasión de aburrirse porque en los seis asaltos hubo momentos de tensión o brillantez.

    Como explicó Iván Salgado, actual campeón de España y de Iberoamérica, en labores de comentarista, “Yi Wei ha demostrado en este torneo que es un jugador muy completo, a pesar de su edad”. Esa afirmación cobra especial importancia por un motivo concreto: “Todos pensábamos que, como ocurre tantas veces con los niños prodigio, era muy fuerte tácticamente, pero no tanto en la estrategia. Sin embargo, aquí ha demostrado que es capaz de mantener la serenidad y de entender profundamente las posiciones tranquilas pero complejas. Ciertamente, es un gran maestro muy fuerte, cuya valía real está por encima de su puesto en el escalafón, de lo que cabe deducir que subirá rápido. Además, es muy frío de carácter”.

    Como ha ocurrido varias veces en los 27 años de historia del torneo, es más que probable que este éxito sea uno de los eslabones en la cadena de triunfos de un futuro miembro destacado de la élite. Por León pasaron los adolescentes Peter Leko, Serguéi Kariakin y Magnus Carlsen, por citar sólo tres casos. Y todo indica que cuando se escriba el próximo libro sobre la historia del torneo –tal vez en su cincuentenario- el nombre de Yi Wei irá en lugar muy destacado. De momento, el alcalde garantizó ayer el apoyo del Ayuntamiento en 2015. Y lo mismo han dicho todos los demás patrocinadores durante el fin de semana. Con o sin crisis económica, León seguirá siendo una de las capitales del ajedrez mundial.

 

© AJEDREZ NOTICIAS DIARIAS

toniaiza@infonegocio.com

 


 

1