bájate el explorer 6 de la pàgina www.microsoft.com

 

 Actualizado con fecha: 23/08/2014 09:34:11

enlaces   todo elo debates
comunidad chat teoría  
 

 

 

TORNEO DE IGUALADA 2014

LA ORGANIZACIÓN

Acabando de jugar uno de los torneos mejor organizados y con el mejor trato hacia los jugadores que recuerdo en años, me veo en la humilde obligación de escribir sobre ello.

El equipo organizador con Blanca Torras, Joan Vivancos y Lluís Vilalta a la cabeza  se desvivieron por los detalles y eso, tan difícil de ver, es lo realmente maravilloso.

La ciudad de Igualada, un tanto olvidada ajedrecísticamente, amenaza con volver a ser un lugar importante en el ajedrez catalán.

Fue como si todos los maestros y aficionados que pululan por Catalunya y alrededores intuyeran el trato exquisito y se encaminaran hacia la población de Igualada. Creo que hablo en nombre de todos los participantes al agradecer a la organización tan bello torneo.

El resultado de tanta ilusión fue un torneo magnifico en el que lo de menos fue el ganador, el gran Julio Granda, sino el ambiente ajedrecístico creado con las ganas de hacer las cosas bien.

La sala de juego, la iluminación, la pantalla gigante en la que tanto la ronda, como las partidas en directo podían seguirse, eran simplemente perfectas.

Son las condiciones de juego en las que uno soñaba de joven al sumergirse en este mundo de las 64 casillas.

Joan Mellado

 

TORNEO DE IGUALADA 2014

LOS JUGADORES

Como no todo puede ser perfecto, paso a relatar el comportamiento de algunos de los representantes cubanos  que, en mi opinión, dejó mucho que desear.

En el torneo habían jugadores de otras nacionalidades: Mexico,Peru,  Colombia,Bulgaria,Serbia….todos con comportamiento exquisito.

Curiosamente, todos los “problemillas” surgían siempre con jugadores cubanos.

Intentando ser lo más objetivo y respetuoso posible, pongo los nombres de los implicados ya que generalizar sería incorrecto. Otros jugadores cubanos fueron correctísimos.

Cuando se estaba procediendo a la entrega de premios dos jugadores cubanos (Orelvis Pérez y Rolando Alarcón) rodeados por varios cubanos más, jugaban a rápidas de forma ruidosa y violenta (golpeando el reloj y tirando piezas) sin importarles en absoluto lo que se hacía a su alrededor. Era obvio que ninguno había obtenido premio. La gente miraba incrédula.

Varios jugadores se quejaron (o asombraron) de las malas formas  durante las partidas contra los jugadores cubanos. Me atrevería a decir que la incomodidad de jugar una partida contra ellos no es por su fuerza ajedrecística (algunos la poseen) sino por los elementos extra ajedrecísticos.

En la partida de la 4ª Ronda entre el G.M. catalán Jordi Magem y el M.I. cubano Roberto Carlos Gomez Ledo se produjeron los siguientes hechos insólitos:

La versión es de Jordi Magem y le doy el 200% de veracidad conociendo a Jordi.

El jugador cubano mueve una pieza y al ver que pierde vuelve atrás sin ruborizarse siquiera. Magem le dice que dejó la pieza y Gomez Ledo lo niega… la partida prosigue…sucede de nuevo jugadas después y Jordi ya decide no decir nada…además tiene completamente ganada la partida. Acaba la partida, con victoria de Magem, y al dar la mano Jordi (error?) el jugador cubano le tira de la mano hacia el violentamente. Jordi estupefacto le recrimina su actitud con un: ¿qué falta de respeto es esta? A lo que se encontró con un sorprendente: falta de respeto tú!...

Magem me comentó todo esto en el viaje de vuelta a Manresa y coincidimos en que deben ser actitudes muy repetitivas (sobre todo cuando tienen mala posición)  que no creemos que mejoren la imagen de ningún torneo, muy al contrario. Por no hablar del efecto negativo que te queda incluso si ganas la partida.

Jordi debía tener la sensación de volver de la guerra (de guerrillas) sano y salvo.

En la 8ª y última ronda el sorteo deparo el “enfrentamiento” entre los cubanos Gomez Garrido-Gomez Ledo. El jugador de blancas (mas fuerte) tenía medio punto menos…adivinan que paso? Ganaron excesivamente fácil las negras. Obviamente nadie dijo nada, aunque todo el mundo lo sabía.

En definitiva, no veo la razón de tener que soportar tales comportamientos (que como todos sabemos no son nuevos) que consiguen incomodar al personal en general .Ignoro si es una cuestión de educación o (como sospecho) tácticas habituales. En cualquier caso me parecen inadmisibles.

Permítanme sugerir que  el derecho de admisión sea uno de los puntos que no falten en las bases de los torneos.

Todo esto no empaña, por supuesto, la gran labor y el tremendo torneo que tuvimos el placer de disfrutar.

Joan Mellado

 

 

 

 

 

 

© AJEDREZ NOTICIAS DIARIAS

toniaiza@infonegocio.com

 


 

1